La mecedora

La mentira se mece en la noche.

Medianoche

La soledad llega con la noche.

Fuera de cobertura

El amor sin límites puede convertirse en una peligrosa obsesión.

¿Tienes miedo?

Las sombras toman el control durante la noche.

Puedo verte

En la esquina de mi habitación, abajo a la izquierda, puedo verte. Agazapada, envuelta en una neblina que no me permite distinguir con claridad tus ojos. Aunque alcanzo a adivinar tus dedos a través de las sombras. Están encorvados, parecen rotos. ¿Te han hecho daño? No sé por qué insisto

66… 6

Cuando el demonio vive en nuestra casa.

El escondite

Los escondites no sirven para nada. Ni siquiera para jugar.

Agramunt

Fotografía.

El hombre que no esperaba

Relato ganador del 2º Premio del I Certamen Literario “Entre tus páginas y las mías”

Enamorada

Roma

Es más fácil describir la muerte que el amor.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com